Cuando uno visita Cajabamba, va a escuchar el sugestivo nombre de Peña del Olvido, la misma que está ubicada a poco más de unas ocho cuadras de la plaza de principal de la localidad en dirección hacia el cementerio de Santa Ana.

El tradicionalista Miguel Rodríguez nos cuenta que los cajabambinos recuerdan a una pareja, quienes motivados por el amor y alguna decepción familiar, decidieron lanzarse del acantilado y terminar con su existencia, al igual que otras personas.

Pero una historia en particular nos llama la atención, pues el tradicionalista nos cuenta que una dama, abrumada por los problemas sentimentales, se dispuso terminar con su vida, por ello decidida se dirigió hacia el acantilado, y cuando estaba a punto de cumplir con su cometido se acordó que no tenía puesta su prenda íntima.

Entonces, la mujer pensó “en el momento que me encuentren, van a ver que no tengo puesto mi calzón”, y sintió vergüenza, por ello regresó a su casa para colocarse la prenda íntima; posteriormente desistió de la idea de suicidarse, y a este acto se le atribuye el nombre de Peña del Olvido.

Sin embargo, Miguel Rodríguez nos hace la aclaración que sobre el nombre, no hay un origen exacto, pues la historia de la dama que olvidó su prenda íntima no se sabe si es cierta o inventada.

La Peña del Olvido es un acantilado y a la vez un mirador natural, desde donde se puede divisar el hermoso paisaje del valle de Condebamba, y también el nacimiento del agua, de los denominados “ojos de Lanla”, y según la creencia popular el agua llega desde la laguna Yahuarcocha, e incluso pasa por unos canales que están debajo de la iglesia central de Cajabamba.

1 2

Comentarios